Noticia: Brindando con Tintín. Vermut «tintinaire» en la librería Low Cost de Figueres

El 10 de enero de 1929 se publicaba en las páginas de Le Petit Vingtième, el suplemento para niños del diario belga Le Vingtième siecle, la primera plancha de Tintin au pays des soviets; nacía una leyenda, una referencia que con los años sería compartida por millones de lectores, un cómic que se traduciría a más de cien lenguas, una de las piezas clave de la cultura de masas universal.

Desde hace cuatro años, la librería Low Cost de Figueras celebra este aniversario cada 10 de enero con conferencias y charlas que quieren no solo reivindicar el mejor cómic de todos los tiempos sino también la dimensión que tiene la capital del Alt Empordà de ciudad tintinaire; en Figueres se han impartido varios cursos universitarios sobre Hergé y Tintín -así se hizo a lo largo de tres cursos a caballo entre los dos siglos-, se han montado exposiciones -y editado catálogos que son piezas de coleccionista-, la ciudad fue sede en 2007 del encuentro tintinaire de Cataluña por no hablar de la curiosa relación entre Dalí y Tintín, analizada y expuesta bajo la misma cúpula geodésica del Teatro-Museo Dalí.

Este año 2016 la conmemoración tomará forma de vermut; el hecho de que el día del cumpleaños caiga en domingo ha animado a los organizadores a preparar un acto a una hora adecuada para esta jornada como es, sin duda, la hora del vermut. Para llevarlo a cabo, a parte de los tintinaires locales, se ha invitado a Josep Sucarrats, director de la revista Cuines, autor del libro Teoría y práctica del vermut, fundador de la asociación 1001 –Associació de tintinaires de Catalunya-  y creador de la palabra tintinaire: ¡ahí es nada qué perfil más adecuado!

El vermut tintinaire irá acompañado de una degustación de la bebida homenajeada -cortesía del Cafè dels Tints- y de una charla distendida que analizará la relación de Tintín con el mundo del alcohol. Frente a las aproximaciones sesgadas que han querido mostrar el mundo del intrépido reportero como un mundo equilibrado y sereno, sencillo e incluso infantil, cualquier lector de Las aventuras de Tintín ha advertido cómo el arrebato, la pasión, la complejidad, el riesgo y el peligro a menudo dominan este mundo de ficción. En este sentido, el alcohol es un elemento recurrente, significativo, y es evidente que todo el mundo recuerda la pasión del Capitán Haddock para las bebidas de alta graduación, especialmente por el whisky Loch Lomond.

Pero no sólo el Capitán, el mismo Milú muestra en más de una ocasión una cierta debilidad por el alcohol. Y más de un marinero. Y la banda musical de Moulinsart. Y los espías bordurios… Incluso a Tintín lo vemos en más de una ocasión con unas copas de más, aunque siempre con alguna justificación que explica el porqué se encuentra en una situación tan comprometida.

Champán, cerveza, pisco, Loch Lomond, vino, aguardiente, coñac, ron… ¿Y el vermut? La charla quiere desvelar algún secreto sobre la relación entre Tintín -y Hergé- y esta bebida, pero sobre todo quiere ofrecer un espacio de encuentro y cordialidad para celebrar un aniversario que se convierte en el primer pequeño hito cultural del año en la ciudad de Figueres.

Joan Manuel Soldevilla

Joan Manuel Soldevilla

Catedrático de lengua y literatura españolas. Profesor en secundaria. Es autor, entre otros, de los ensayos Som i serem (tintinaires) y Àngel Puigmiquel. Una aventura gráfica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.