CUANDO LLEGA LA PENUMBRA (2017) – Jaume Cabré

Autor: Jaume Cabré
Título: Cuando llega la penumbra (Quan arriba la penombra)
Editorial: Editorial Destino
Año: 2017
Páginas: 288
ISBN: 9788423352234
Valoración: ★★★★★

 

Tras el extraordinario y merecido éxito de Yo confieso en 2011, Jaume Cabré no había vuelto a publicar narrativa de ficción. Sí que había publicado el ensayo Las incertidumbres en 2015 sobre los procesos creativos y los gustos culturales. Hasta este Sant Jordi, cuando ha regresado al relato breve, diez años después de Baix continu (Bajo continuo), que había sido su último libro de relatos. Si bien es cierto que el público tal vez pedía otra novela al nivel de la protagonizada por Adrià Ardèvol, lo que nos ha ofrecido Cabré es una nueva muestra de capacidad creativa y de dominio de la narrativa que parece imposible que deje a nadie descontento.

Cuando llega la penumbra es una recopilación de trece relatos y un epílogo del autor. Estos textos tienen una especie de hilo conductor, no son simples historias desatadas, a través de los personajes que aparecen. Muchos son criminales, desde simples ladronzuelos, como ocurre en Nunc dimittis, hasta historias de asesinos a sueldo (A sueldo, Buttubatta o Pandora) también asesinos por venganza (Los hombres no lloran o Punto de fuga), en el que se acaban mostrando personajes torturados por su destino. A muchos, no les queda otra salida que esta crueldad, atravesar deliberadamente una línea que sólo tiene viaje de ida y que los convierte en seres despreciables, que los lectores juzgaremos a partir de lo que hacen, ya que el autor se lava las manos, nos los presenta y se limita a narrar sus actos, sin ninguna implicación emocional.

Si en Yo confieso Cabré analizaba el mal a través de la historia, parece que en esta recopilación de relatos se interese por quien hace el mal, muestre aquellos que son los ejecutores y a veces se preocupe poco de darles nombre, pero sí que construye el relato de su vida, como ocurre en Los hombres no lloran.

Otro elemento que discurre por todo el libro es el interés por el arte, por la pintura y la literatura, y en menor medida la música, que sirve para dignificar estos personajes criminales. En algunos relatos aparece un cuadro, La paysanne de Millet (Claudio, Nunc dimittis y Punto de fuga) que tiene un papel muy interesante en estas historias, con un juego de entradas y salidas del cuadro o de posibles modificaciones, en lo que parece un correlato en estos traslados al mundo del crimen por parte de personajes que el destino les ha jugado malas pasadas y se han visto abocados a este camino de no retorno.

Otra temática que se puede seguir en la recopilación es la Memoria histórica con dos relatos que son excelentes, tanto por el contenido como, sobre todo, por la ejecución. Se trata de Poldo, la historia de un campesino vago de los valles de Àneu, muerto por ladronzuelo y enterrado junto a un camino, que narra su historia y como le acompañaron cinco hombres más al final de la Guerra Civil. El desenlace es irónico y punzante y, además, Poldo Gargall será testigo de los hechos que suceden en Pandora. También Ebro se centra en la temática histórica a través de una forma magistral, un diálogo entre el hijo que lleva a su padre a una residencia geriátrica. Mientras el hijo justifica sus actos a cada intervención, el padre repasa la retirada durante la Batalla del Ebro y al final de todo, las consecuencias que tienen sus actos, no con el otro, sino para con otra gente. El hijo, por ejemplo, es juez y será el encargado de sentenciar el asesino protagonista del relato Paraíso.

Este trabajo de la forma, de cómo se cuenta la historia, se hace aún más conseguido en Punto de fuga, una nouvelle en la que Cabré es capaz de comenzar con el desenlace de la historia y conseguir que durante la lectura este final que ya se conoce sea sorprendente. La historia que se cuenta lleva donde dice el título, al punto de fuga, al inicio, pero de tal manera que la construcción del relato se hace a través del equivalente literario a la técnica pictórica del trompe-l’oeil, distraer al lector para, si se fija bien, acabar entendiendo todo lo que pasa.

El epílogo final es allí donde el autor nos cuenta las interioridades de los textos, como los ha construido y cómo ha dado forma al conjunto. Es una forma interesante que tenemos como lectores de entrar en el trabajo que hace Cabré y conocer el porqué de muchos aspectos que se han leído con anterioridad. Por ejemplo, hace saber que alguno de los relatos no son inéditos o porque hay esa voluntad de dar unidad a los textos y de donde surgió.

En conclusión, Jaume Cabré ha vuelto a destacar en esta recopilación de cuentos seis años después de Yo confieso. Ha sido capaz de construir unos personajes marcados por el mal, crear unas atmósferas opresivas y dotar a todo el conjunto de una belleza literaria gracias a un duro trabajo. Un trabajo que se materializa en su capacidad narrativa de entrelazar historias en un mismo relato y al tiempo saberlos relacionar entre sí, haciendo que no estemos ante un simple libro de cuentos, sino que hay unos encadenamientos extremadamente interesantes y sorprendentes. Y con apuestas arriesgadas, como introducir nuevas líneas temáticas que lo acercan a la ficción especulativa y que aumentan aún la calidad del conjunto.

Y sí, necesitaremos esperar, demasiado tiempo, porque Cabré ya es de aquellos autores que los lees con tanta avidez y siempre esperas que aparezca un nuevo texto.

 

Relatos contenidos en esta antología:
Los hombres no lloran ★★★★
A sueldo ★★★★
Poldo ★★★★★
Buttubatta ★★★★
Pandora ★★★
paraíso ★★★★
Nunc dimittis ★★★
Bala de plata ★★★
Punto de fuga ★★★★★
Las manos de Mauk ★★★★★
Teseo ★★★★
Ebro ★★★★★
Enric Bassegoda

Enric Bassegoda

Doctor en Filología. Profesor de lengua catalana en secundaria. Ha publicado varios relatos y ha ganado el Premi Ictineu 2016 a mejor cuento fantástico en catalán.

ebassegoda has 27 posts and counting.See all posts by ebassegoda

Deja un comentario