LUNA: LUNA DE LOBOS (2017) – Ian McDonald

Autor: Ian McDonald
Título: Luna: Luna de lobos (Luna. Wolf Moon)
Editorial: NOVA / Ediciones B
Año: 2017
Páginas: 396
ISBN: 9788466660907
Valoración: ★★★

 

Como quedó claro el año pasado, con la aparición de Luna: Luna nueva de Ian McDonald y Seveneves, de Neal Stephenson (ambas publicadas por la editorial NOVA), la Luna está de moda entre los escritores de ciencia ficción. No a la luna, pero sí en una línea similar, podemos situar también Aurora, de Kim Stanley Robinson (Minotauro) y El despertar del Leviatán (NOVA), de James S. A. Corey. Y algunas otras. Son historias que parten de nuestro nivel de desarrollo científico actual para especular verosímilmente sobre futuros posibles. Futuros cercanos. Después de unos años en los que la fantasía copaba la atención de los aficionados al fantástico, da la impresión (como escribía Ernest Alós en un interesante artículo en El Periódico hace unos meses) que el género se ha revitalizado. Películas como Gravity o Interestellar pueden haber tenido algo que ver en este auge. Pero no olvidemos la naturaleza pendular de las modas y que, en el caso de Luna, incluso la faja publicitaria que confeccionó la editorial la vendía como una especie de Juego de tronos en la Luna. La fantasía no ha muerto, dormita. Pero mientras el fantástico relaja el músculo, a la espera de que Martin se decida a cerrar su saga y reventar el mercado editorial (una vez más), parece que la ciencia ficción tiene campo para recorrer.

Así pues, no hemos tenido que esperar mucho para leer la continuación de uno de los libros más celebrados del año pasado en nuestro país. Hace muy poco, NOVA hizo buena la promesa de servir a los fans de Ian McDonald la segunda parte de su trilogía sobre la Luna, titulada Luna de lobos. Cabe decir antes que otra cosa que el libro es una digna continuación del primer volumen. El inicio, una especie de prólogo, arranca inmediatamente allí donde nos dejó el primero, y rápidamente recuperamos viejas sensaciones. Los Corta han sido casi aniquilados, han perdido su influencia, se tienen que esconder en el exilio. Corta Helio, ha sido asimilada por la familia rival de los Mackenzie. En este sentido, el temor a perder el hilo (no olvidemos que es una historia algo enrevesada, que en la reseña anterior un servidor comparaba con la saga de El Padrino o con Dinastía) es infundado y este primer capítulo, inteligentemente , sirve a este propósito. A partir del segundo, comienza la novela de verdad.

Situados doce años después de los acontecimientos narrados en el primer libro, Luna de lobos se centra en la vida azarosa de los Corta supervivientes y de cómo, poco a poco, se esfuerzan por recuperar lo que había sido suyo. Las intrigas, traiciones, complots y maquinaciones vuelven a ser las auténticas protagonistas de un libro que tiene mucho más de tratado político (o comercial, ya que en la Luna todo tiene un precio) que de novela de acción. De hecho, uno de los puntos fuertes es innegablemente las disquisiciones a propósito de cuál es el mejor sistema político, si el lunar o el terrestre. Y es que en Luna de lobos la presencia de la Tierra es mucho más importante que en el primer volumen y genera constantes reflexiones. El autor se esfuerza por dejarnos claro que la distancia entre los dos mundos es mucho mayor que la que se puede calcular en kilómetros: los nativos de la Luna no pueden sobrevivir en la Tierra mucho tiempo debido a su gravedad más pesada, y los terrestres tampoco se pueden quedar mucho tiempo en la Luna si tienen esperanzas de poder volver algún día a la Tierra. Dos mundos tan cercanos y tan alejados.

En nuestro sistema jurídico, cada humano es responsable de su vida, su seguridad y su patrimonio. Es individualista, es atomizador y es duro, pero se entiende y tiene límites claros. Nadie toma decisiones ni asume responsabilidades por nadie. No se reconocen los grupos, las religiones, las facciones ni los partidos políticos. Existen los individuos, existen las familias, existen las corporaciones.

Es también algo parecido a lo que ocurre con la familia Corta: los de la Luna y los que en su día se quedaron en la Tierra no mantienen ningún contacto. Se distanciaron hacía muchos años, pero ahora esto está predestinado a cambiar. Siguiendo con la historia de Adriana Corta que se nos empezó a contar en algunos momentos de Luna nueva (la primera Corta que se fue a la Luna y que fundó el imperio de Corta Helio) conocemos a Alexia Corta, de la Tierra, y a los otros Corta. McDonald le reserva un papel destacado a este personaje, que de alguna manera servirá para conectar los dos mundos. Esta parte seguramente sea la más original respecto al primer libro, la que aporta más de nuevo. Y la que me ha satisfecho más. También es la que nos promete más alegrías en el tercer y último volumen, por lo que leemos (o no leemos) al final.

En cuanto al resto, hay que decir que todo resulta muy igual al libro anterior. Quizás demasiado. O al menos a mí me ha hecho este efecto. La historia comienza con un atentado, un imperio comercial que se tambalea, hay traiciones familiares, se intuye la existencia de sociedades secretas con un poder decisivo en el destino del satélite… Sensualidad, combinados de ron y bossa nova cada dos páginas. El worldbuilding sigue siendo poderosísimo, pero eso ya sabíamos que sería así, porque nos había sido revelado en la primera parte con todo lujo de detalles y aquí el efecto sorpresa, pues, inevitablemente se diluye, por lo que en algunos momentos la lectura se hace errática y podemos llegarnos a preguntar donde quiere llevarnos el autor. ¿Qué necesidad había de esta segunda parte? Incluso, en algunos momentos, debo decir que las páginas parecían pesar más de la cuenta en las manos… ¿Qué se puede decir de las cuatro páginas enteras que nos regala McDonald sobre cómo hacer un pastel? En fin, tal vez era una especie de broma proustiana, pero personalmente no me ha hecho ni pizca de gracia.

No me atrevería a decir que Luna de lobos es únicamente una novela de traspaso, porque tiene un montón de cosas apreciables y ya sólo por la poeticidad y extrema belleza con que el autor la escribe vale la pena. Pero el libro parece sufrir el mal de muchas segundas partes: no aporta nada al primero y únicamente sirve para generar expectación por el tercero. Falta de entidad propia, vaya. Personalmente, y a pesar de todas las citas de celebridades alabándola y de las campañas entusiásticas de marketing que astutamente se ha encargado de promover la editorial, debo decir que la novela no me ha parecido memorable. En el mejor de los casos, notable. Pero sí que cumple con creces lo que me parece que ha sido su objetivo primordial desde el momento que salió de la pluma de su autor: el de conseguir comprometer al lector con el último libro de la saga. Seguro que no tendremos que esperar mucho. Y yo ya os digo que pienso leerlo.


Trilogía de Luna:
Luna: Luna nueva ★★★★
Luna: Luna de lobos ★★★
[Pendiente]

Daniel Genís

Daniel Genís

Doctor en literatura. Profesor de lengua en secundaria. Culturalmente disperso. Es el fundador y conservador de esta web. También en @fantastik_cat

dgenis has 199 posts and counting.See all posts by dgenis

One thought on “LUNA: LUNA DE LOBOS (2017) – Ian McDonald

  • 20 Junio, 2017 at 10:18 am
    Permalink

    Veo que vamos bastante en la onda con el libro. A mi también me ha gustado menos. Más que gustarme menos, he perdido el factor sorpresa de la Luna que tanto llamaba en la primera parte. Además, personalmente, solo me interesa lo que les pasa a los Corta, el resto de Dragones no me llega a llamar la atención, un poco los Sun quizá. Es una segunda parte al uso para mi, que planta los cimientos para el final. Quizás peque de que iba a ser bilogía y McDonald la ha extendido a tres, no lo sé. Un abrazo^^

    Reply

Deja un comentario