BIENVENIDOS AL BIZARRO (2017) – V.V. A.A.

Autores: Varios autores
Título: Bienvenidos al bizarro
Editorial: Orciny Press
Año: 2017
Páginas: 256
ISBN: 978-849451816-4
Valoración: ★★★

 

La pequeña editorial Orciny Press sigue con su tarea sibilina de esparcir la palabra bizarra urbi et orbi. La estrategia es muy hábil, y efectiva. Cada día más lectores se ven empujados a abandonar sus zonas de confort para sumergirse en historias desmesuradas con el humor, la crítica social, el sexo y la ultraviolencia como leit motiv. Mala cosa. La primera aproximación vino de la mano de Fantasma, de la estadounidense Laura Lee Bahr. Una novela excelente y que es una buena primera toma de contacto con el género para aquellos que no lo han degustado nunca (solo la puntita). Después vino la soberbia novela de Carlton Mellick III La casa de arenas movedizas, una Alicia en Wonderland muy pasada de vueltas. Y en último término pudimos revolcarnos en el bizarro 100% de la mano de Jeremy Robert Johnson y su inclasificable Ciudad revientacráneos.

Siguiendo, pues, con este plan, es lógico que nos encontremos donde nos encontramos: ante la primera antología de relatos bizarros publicada en España. Es lo que tocaba. ¡Bravo! Independientemente de otros factores (que analizaré a continuación) hay que aplaudir en primer lugar la valentía de Orciny Press: en un momento en que las grandes editoriales no arriesgan lo más mínimo (lo de siempre, servido de la misma manera de siempre), los outsiders culturales toman el relevo y asumen la tarea de aportar novedades frescas en el mercado editorial, un chute de literatura experimental, atrevida y revitalizadora directamente en vena para activar las sinapsis mentales resecas de unos lectores aburridos demasiado a menudo por la literatura que nos sirven enlatada . Bienvenidos al bizarro es un triple salto mortal. Una pirueta arriesgada, que puede que no acabe de ser merecedora de los “ten points” del jurado, pero necesaria en los tiempos que corren y del todo coherente con lo que nos tiene acostumbrados Orciny Press.

Entre los elegidos para figurar en esta bienvenida al género, un puñado de clásicos (si es que en un género tan nuevo se puede hablar ya de clásicos) y otros no tanto. La antología se abre con el habitual prólogo de Hugo Camacho, el editor. Un canto al género y a la resistencia contracultural, en un momento que incluso la tradicional contracultura parece haberse aburguesado. De lectura recomendable. Siguen los once relatos del libro, cada uno de autor, temática y extensión diferentes.

Empezamos con Jeremy Robert Johnson y su relato “La Liga de los Céroes”. Sí, efectivamente, los céroes. A los lectores de Ciudad revientacráneos esto os debe sonar, seguro. Sí, es un crossover. En la novela leíamos como en un futuro indeterminado la gente se modifica físicamente con todo tipo de implantes para escapar de la mediocridad. Hay que ser diferente a cualquier precio, incluso al de ser grotesco. Quien tenga la modificación más extravagante será el elegido para participar en un esperpéntico show televisivo denominado precisamente así: la Liga de los Céroes. Un relato lleno de causticidad y mala leche, a propósito de las operaciones de estética y la superficialidad del mundo posmoderno actual.

El siguiente relato no está menos cargado de mala leche. Se trata, en este caso, de “Dinámica de clase”, de D. Harlan Wilson, una expresión que sonará a los docentes. De hecho, es exactamente de eso de lo que habla el cuento: del sistema educativo. El Dr. Beebody es un profesor tremendamente preocupado por la educación emocional de sus alumnos, tanto, que cuando ve alguno triste no puede evitar abrazarlo, besarlo. Claro, la cosa no puede terminar bien… “Gigantas sentadas en la bahía de Berangkat”, de Tamara Romero, es diferente a buena parte de los otros relatos. Quizás sea debido a los referentes culturales, ya que es de los pocos integrantes de la recopilación que no bebe de la cultura anglosajona. En este caso, la autora nos plantea qué ocurriría con dos gigantas convertidas en atracciones turísticas y sometidas ante su pasividad a todo tipo de vejaciones y malos tratos. No dista tanto del comportamiento reprobable del hombre con los animales salvajes y el medio natural.

“La noche de las chonis”, de Grant Wamack, es un enorme despropósito, tan grande que al final acaba arrancando una inevitable carcajada en el lector. ¿Se imaginan unos robots con el aspecto de Miley Cyrus haciendo twerking ante un grupo de ancianos salidos? Intervienen todos los tópicos del género: el humor, la crítica social, lo grotesco, etc. “Pequeña miss ultrasonido”, de Robert Devereaux, nos remite en cambio al universo de las pequeñas misses, una manía que aquí (por suerte) se desconoce, pero muy corriente en ciertos estados de los Estados Unidos. Se popularizó gracias a la excelente cinta de Jonathan Dayton y Valerie Faris Pequeña miss Sunshine, donde se satirizaba la manía de muchos padres y madres para exhibir en la pasarela a sus hijas, cuanto más jóvenes mejor. Pues bien, Devereaux lleva esto al límite y nos muestra cómo serían concursos de belleza… ¡intrauterinos! Tiempo al tiempo.

En cuanto al siguiente relato, de Matthew Revert, quizá sí “Hay un millón de maneras de hacer lo correcto”, pero la verdad es que yo he estado incapaz de encontrar muchas para definirlo. ¿Una aproximación surrealista a los miedos de la adolescencia y a la masturbación? En cualquier caso, seguro que no os deja indiferentes. He disfrutado mucho más, en cambio, de “Bailarina exótica”, donde la autora, Violet LeVoit, se pregunta con acidez y dosis de violencia extrema (de aquella que te hace apretar los dientes bien fuerte) ¿qué espera la sociedad de las mujeres? Anorexia, autolesiones, superficialidad… todo tiene cabida en una historia breve pero con un final apoteósico.

Tampoco decepciona el relato de Carlton Mellick III, “Orgía fantástica”. La verdad es que después de la gran impresión de La casa de arenas movedizas me daba cierto respeto reencontrarme con el autor, por aquello de las expectativas, pero lo cierto es que (sin llegar a las cotas sublimes de aquella), este relato aguanta el tipo perfectamente. ¿Se imaginan un futuro en el que las enfermedades venéreas no se eviten, sino que uno se infecte voluntariamente? ¿Y que existan clubes selectos donde personas con recursos van para infectarse de las más extravagantes? No es fácil decir tantos disparates, aunque lo parezca, ni decirlos tan bien dichos. El relato vale la pena y si algo tiene el señor Mellick es que en el fondo todo lo que dice significa otras cosas. No tiene desperdicio el final, con esta nueva Icaria bizarra a base de freaks, curiosamente mucho más libre y justa que nuestra sociedad, tan sana y tan pulcra.

Ni “Señor Felpa, detective”, de Garret Cook, ni “El vendedor de dildos a domicilio”, de Kevin L. Donihe me han acabado de convencer. El primero cuenta como base más destacada con la excusa argumental: el detective del título es un osito de peluche, que se desarrolla con los modos de un Sam Spade. En el segundo, igual: un hombre tiene que vender un maletín lleno de dildos y de paso enfrentarse a problemas de índole existencialista. La verdad es que mi interés, pasadas unas páginas, decayó bastante y ​​ya no se recuperó. No así el relato que hay en medio, de Laura Lee Bahr, “Pastel de terciopelo azul”. ¿Cierto que existe un pastel “Red Velvet”? ¿Pues por qué no puede haber otro Blue Velvet? Y de paso empezamos con un guiño al bueno de David Lynch, en la línea de Fantasma, también. Quien la haya leído ya habrá podido disfrutar del extraordinario dominio narrativo de Lee Bahr. No se trata sólo de lo que dice, sino de cómo lo dice. Extrañeza pero con un toque elegante y medido, poético casi. Aquí, otra vez, asistimos a una muestra más de su maravilloso estilo.

En definitiva, once (más una, la de Sergi Álvarez, si habéis podido conseguir el “extra”) muestras de las diferentes caras de este género que, por méritos propios, empieza ya a ser conocido y valorado en nuestro país. No se trata de una literatura para todos los lectores, pero sí que gustará a aquellos que busquen nuevas emociones y experiencias radicales. Me juego un guisante que muchos de los que ahora mismo estáis resiguiendo estas líneas habéis leído algún otro de los títulos que he mencionado, y que repetís. Y si es la primera vez, tranquilos. Pasad, poneos cómodos en el sofá y disponeos a pasar un muy buen rato de placeres absolutamente excesivos y culpables. ¡Bienvenidos al bizarro!

 

Relatos contenidos en esta antología:
La Liga de los Céroes ★★★
Dinámica de clase ★★★★
Gigantas sentadas en la bahía de Berangkat ★★★
La noche de las chonis ★★★
Pequeña Miss Ultrasonido ★★★★
Hay un millón de maneras de hacer lo correcto ★★
Bailarina exótica ★★★★
Orgía fantástica ★★★★
Señor Felpa, detective ★★
Pastel de terciopelo azul ★★★★
El vendedor de dildos a domicilio ★★
Daniel Genís

Daniel Genís

Doctor en literatura. Profesor de lengua en secundaria. Culturalmente disperso. Es el fundador y conservador de esta web. También en @fantastik_cat

dgenis has 204 posts and counting.See all posts by dgenis

Deja un comentario