Entrevista a David Ruiz: “Después de una webserie, una novela y un festival, necesito descansar de Girona y los gerundenses”

La confianza da asco. David “Callahan” Ruiz (Figueras, 1976), director, escritor, bastardo (del blog de cine y series), profesor y también biblionauta, lo sabe muy bien. Después de un año particularmente intenso para él, con película (su primer largo, Sant Martí), novela (El crit de les ultracoses, finalista en los Premios Ictineu) y festival (la sexta edición del Acocollona ‘t), en vez de dejarlo descansar como se merece, lo primero que le pedimos desde El Biblionauta es que nos responda esta entrevista.

Sabemos que bajo la máscara de su apodo y la apariencia taciturna que gusta de mostrar en algunos perfiles sociales (petaca en mano), David no tiene nunca un “no” para nadie, y por eso nos aprovechamos.

El Biblionauta: Tú eres uno de los tres directores que hace seis años empezaron el festival Acocollona’t. ¿Como os lo imaginasteis entonces y cómo es ahora?

David Ruiz: Yo diría que lo imaginamos más o menos como está ahora, a medio camino de lo que se planteó como objetivo final: Un festival de cine con el estreno de films de género. Lo que pasa es que, y siempre según mi punto de vista, en este estado intermedio llevamos dos o tres años, lo que te hace replantear si quieres seguir así, luchando contra molinos de viento para tratar de llegar al objetivo final, o cerrar definitivamente el chiringuito.

EB: ¿Realmente hacía falta un festival de géneros fantásticos? ¿Los gerundenses son gente amante del género? ¿Habéis visto una progresión en el interés de los aficionados?

DR: Yo creo que sí, que en general a los gerundenses les gusta mucho el cine, y por supuesto tienen una especial predilección por el género fantástico. El hecho de que haya un evidente incremento del público en las proyecciones y en las actividades paralelas propuestas por el festival constata que el festival ha encontrado y llega a un público que además crece con paso firme.

EB: ¿Y en el interés de las autoridades? ¿Por qué lo crees?

DR: Bueno, yo creo que las autoridades tienen el interés que creen que deben tener. Nosotros somos un festival pequeño y muy modesto, y ciertamente el apoyo institucional es muy bajo en relación a otros festivales que se montan en la ciudad; pero esto nos lo dice el propio público asistente, se ve a la legua. Este año, además, ha sido la primera vez que no ha habido ningún representante del consistorio, ni en la inauguración ni en la clausura; todavía estamos esperando que nos contesten a la propuesta para venir y entregar un premio. A ver si nos dicen algo; yo todavía tengo esperanza.

EB: Acaba de cerrarse la sexta edición del Festival. En esta edición se han abierto los actos paralelos del Festival a otras actividades. ¿Qué destacarías y qué respuesta han tenido?

DR: Yo creo que la ZombieWalk y el Acocoexprés son las actividades paralelas estrellas del festival; alrededor de éstas, este año hemos articulado un interesante y prometedor ciclo de charlas que ha obtenido una respuesta muy positiva. La línea de trabajo debería seguir siendo esa: ofrecer actividades que lleguen al espectador y que le hagan entender que su participación es la razón de ser del festival.

EB: Como cada año, el cierre fue seguido de la incertidumbre por el futuro del Festival. Si tuvieras que apostar, tú qué dirías: ¿tendremos Acocollona’t el año que viene o no?

DR: Si me tuviera que jugar el dinero que no hemos tenido cuando lo necesitábamos para afrontar los gastos de los días del festival, te diría que el próximo año nada de nada. Lo que pasa es que hace dos años que lo digo y siempre se acaba haciendo. Podría trabajar como estadista de encuestas electorales o como político, porque nunca se cumple nada de lo que digo.

EB: Como director de cine de género este año has terminado (conjuntamente con Albert Valencia) un film de terror, Sant Martí, del que precisamente en el Acocollona’t se pudo ver el trailer oficial. ¿Qué nos puedes decir, del argumento?

DR: Bueno, el film no es de terror propiamente dicho, es más bien una comedia muy negra que juega con algunos referentes del terror moderno, sobre todo Matanza en Texas o Las colinas tienen ojos, pero contextualizados en una Cataluña profunda que existe y que merece ser revalorizada.

EB: ¿Y los actores? Acostumbrado a trabajar con actores amateurs, ¿qué destacarías del trabajo con profesionales con un extenso currículum: es más fácil o más difícil?

DR: Partiendo de la base que dirigir a cuatro manos hace que muchas cosas no las puedas hacer como realmente quisieras, la experiencia de trabajar en un sistema de producción más profesional ha sido sumamente enriquecedora, no sólo en cuanto a los actores sino a todo el personal que ha tomado parte. Lógicamente todo ha sido más difícil, más complicado; los problemas de las producciones amateurs no tienen ni punto de comparación con las problemáticas que surgen en producciones de carácter más profesional, y más si el presupuesto es bajo.

EB: ¿Alguna anécdota de rodaje que puedas contar?

DR: La mayoría de anécdotas no se pueden explicar porque nos buscaríamos más enemigos de los que ya tenemos. Te diría que Albert y yo hacemos un cameo épico que cierra el metraje, y además que no descartamos escribir un libro sobre el tormentoso proceso de producción, realización y postproducción de la peli. Estamos seguros de que sería un bestseller.

EB: La película fue rodada íntegramente en Cataluña, en catalán y con actores catalanes (de ahí que se acuñó el término de “género Ç”), pero a pesar de ello no la hemos podido ver en el Festival de Sitges… ¿Crees que en todos lados tienen tantas dificultades los realizadores para ser considerados en su tierra, o es que el cine catalán tiene muchos complejos y mira demasiado lo que viene de fuera?

DR: Antetodo decir que el film llegó demasido justo a la fase de selección, y estas cosas deben hacerse con tiempo y bajo el paraguas de un buen productor y distribuidor. En este sentido somos muy conscientes de lo que tenemos y de lo que no, de donde estamos y lo que nos costará sacar a la luz y distribuir la peli. Yo creo que los complejos existen pero se combaten apostando con valentía por la producción y exhibición de un cine más diverso, dándole músculo a una industria no muy vigorosa.

EB: Va, mójate: ¿Dónde y cuándo podremos asistir finalmente al estreno de la película?

DR: Pronto, muy pronto haremos la presentación en Girona. Estamos ultimando los detalles. Work in progress.

EB: Pero tú no eres sólo director, también escribes. De hecho, tu primera novela, El crit de les ultracoses, fue finalista al premio de ciencia ficción de la UPC y este inicio de noviembre optaba al premio Ictineu a mejor novela fantástica en catalán, que al final a ido a parar a manos de Michelíada, de Antoni Munné-Jordà. ¿Cómo valoras la experiencia?

DR: No sé si volveré a ello, porque he acabado un poco harto del mundo editorial, de la actitud, las maneras y la falta de comunicación irritante de los editores, pero reconozco a la vez que la experiencia ha sido muy positiva y muy enriquecedora a nivel personal y profesional. Me gustaría seguir escribiendo pero ya se verá.

EB: La mayoría de reseñas han sido bastante positivas, y coinciden en señalar el estilo fresco y cinematográfico de tu prosa. ¿Estás de acuerdo? ¿Eres un director de cine que escribe? ¿Algún modelo?

DR: Sí, estoy de acuerdo. John Carpenter dijo una vez -y si no me lo invento- que él antetodo se consideraba un narrador de historias. Como discípulo y admirador suyo, es lo que yo también me considero, un contador de historias más allá del formato. En mi caso, lenguaje audiovisual y literario se dan la mano, lo admito y tampoco pretendo esconderlo. Me encanta Lovecraft por su originalidad e innovación temáticas, y Elmore Leonard por la frontalidad y sequedad de su estilo narrativo. Me cansan en cambio los relatos con descripciones eternas que no te llevan a ninguna parte o que anulan la imaginación.

EB: A pesar del reconocimiento de la prensa de género (sobre todo blogs y páginas web), ¿cuál ha sido la respuesta del público?

DR: Por lo que me ha llegado personalmente, muy bien. Estoy superado. Nunca hubiera pensado que gustaría tanto para ser una primera obra. Si te refieres a si las ventas han funcionado, pues de momento no sé absolutamente nada; la comunicación con mi editor se reduce a sólo un día durante los años bisiestos. Tampoco creo que lo estemos petando y se haya olvidado de decirme nada, la verdad. Pero podría ser; no me fío ni de mi madre.

EB: ¿Crees que el hecho de que fuera una novela de género ha hecho que topara con muchas limitaciones, como un cierto desinterés de la prensa generalista? Y el hecho de escribir fantástico en catalán, ¿crees que aún ha limitado más la proyección del libro?

DR: No sé demasiado qué decirte. Los premios UPC, Ictineu y Manuel de Pedrolo de literatura fantástica en catalán pican piedra cada año pero tienen una notoriedad casi nula a nivel mediático. Creo que es evidente que hay muchísimos lectores que son consumidores del fantástico y del terror; que los autores catalanes y el catalán no acaben de tener tanta presencia en los géneros creo que es más un concepto de cómo se vende el producto que de la calidad.

EB: Antes de terminar te pedimos una exclusiva: ¿estás preparando algo nuevo? ¿Pasará también en Girona? ¿Será también en catalán?

DR: Tengo muchas cosas en la cabeza pero nada concreto, de momento. Todo pasa por la escritura, eso sí. Un guión de no sé qué, quizás una nueva novela… En castellano, en catalán… ¿Girona? Después de contextualitzar una webserie, una novela y de montar un festival durante seis años, necesito descansar de Girona y los gerundenses. Aunque Girona da mucho juego…

El Biblionauta

El Biblionauta

Un viaje a los libros. Ciencia ficción, fantasía, terror, cómics.

el-biblionauta has 25 posts and counting.See all posts by el-biblionauta

Deja un comentario