EL TIEMPO DEL APOCALIPSIS (2004) – Gian Luca Potestà

Autor: Gian Luca potestad
Título: El tiempo del Apocalipsis. Vida de San Joaquín de Fiore (Il tempo dell’Apocalisse. Vita di Gioacchino da Fiore)
Editorial: Trotta
Año: 2010 (2004)
Páginas: 452
ISBN: 978-84-9879-008-5
Valoración: ★★★★★

 

Siempre que hay una época de convulsiones sociales, de carestías o de guerras, los viejos textos finimundistes basados en el libro del Apocalipsis y las profecías milenaristas se actualizan. Es el caso de aquella segunda mitad del siglo XII, en la que desarrolló su tarea profética el abad calabrés Joaquín de Fiore (1130-1202), y que estuvo marcada por la traumática pérdida de Jerusalén a manos de los sarracenos de Saladino el año 1187, las luchas políticas entre el Papado y el Imperio en el corazón de la Cristiandad, y las herejías cátara y valdense que amenazaron la unidad de la Iglesia. En este contexto de crisis, de cambio, Fiore confeccionó su obra como respuesta e interpretación de la historia que se estaba viviendo.

El autor de este estudio, Gian Luca Potestà, profesor de Historia del cristianismo en la Universidad de Palermo y en la Católica de Milán, es uno de los máximos conocedores del profetismo medieval. Ha escrito una Storia ed escatología in Ubertino da Casale (1980) y el libro Angelo Clareno dai Poveri Eremiti ay fraticelli (1990), aparte de ser uno de los principales expertos en el abad calabrés, del que publicó la edición crítica de sus Dialogi (2001). Por eso la excepcionalidad de este libro de reciente publicación, donde propone releer la vida y la obra de Joaquín desde una óptica diferente a la apuntada por Herbert Grundmann en 1960, biografía de referencia del de Fiore hasta ahora.

Potestà aporta aquí una profunda análisis de la vida del abad, que se aleja sustancialmente de la biografía de Grundmann, y donde usa una perspectiva historiográfica que se había apuntado anteriormente como necesaria, pero que nunca se había acabado de poner en práctica. El profesor italiano considera que hay que analizar de manera interconectada tanto los hechos vitales del abad como sus decisiones en el seno de la comunidad monástica, sus posiciones políticas y sus ideas teológicas. De tal manera que al final se obtenga una visión de conjunto. Según esta aproximación, resulta inseparable su faceta de teólogo de la de político, dado que Joaquín se revela como un apocalíptico que busca confirmar en la Biblia anuncios bien precisos de hechos pasados y presentes en la historia de la humanidad.

El libro de Potestà se estructura en dos partes desiguales. Comienza esbozando el estado actual de las investigaciones y sus fuentes, y nos hace saber de las principales cuestiones abiertas, básicamente tres, a su entender: la primera haría referencia a la popular concepción ternaria de la historia del abad, basada en los tres órdenes (status) -es decir: el de los cónyuges, la época del Padre; el de los clérigos, la época del Hijo; y el de los monjes, la época del Espíritu. Si el primer status sería cercano a la Creación, el último preconiza el tiempo del milenio y el fin del mundo, que sitúa en 1260. Precisamente, la segunda cuestión tendría que ver con esta concepción de la historia y con el milenarismo. Potestà se interroga sobre si la auténtica novedad de Joaquín radica en su teología trinitaria o bien en su interpretación del Apocalipsis, en la forma en que lee las Escrituras. La tercera cuestión se refiere al tercer status y al papel reservado durante esta edad del Espíritu a las instituciones eclesiásticas.

Por otra parte, el grueso de la obra es un detallado análisis de la vida del de Fiore, que nos permite constatar que si algunos de sus aspectos los podemos considerar innovadores, otros son en cambio tremendamente conservadores -los contactos con la Curia y el poder civil, sus propuestas de movilización contra el Islam, de apertura a los judíos, de confrontación con las herejías cátara y valdense, y de consternación por los efectos de la pérdida de Jerusalén-, lo que lo hace una personalidad conflictiva. Asimismo, también es una cuidada (y necesaria) inmersión en sus textos, en especial en sus libros más importantes: el Psalterium, la Concordia y, sobre todo, la Expositio in Apocalypsis. De la aproximación cronológica a su obra sacamos que Joaquín razonó durante muchos años alrededor de algunos de los elementos centrales de su pensamiento teológico, revisándolos y modificándolos al abrigo de los acontecimientos históricos, a veces hasta el punto de notar en ella, más que una continuidad, auténticas desviaciones.

En definitiva, pues, un libro complejo y razonado, dirigido al lector avezado a la teología y a la religiosidad medieval, extraordinariamente bien documentado y necesario. El nuevo enfoque del profesor Potestà permite leer desde otra óptica -más global- la vida y obra del visionario calabrés, y nos acerca quizás de una manera más profunda que las anteriores a una personalidad determinante en el profetismo de la edad media -y moderna- en toda Europa. También en la Corona de Aragón, donde Joaquín sería conocido y usado, entre otros, por Francesc Eiximenis y Pere de Empúries.


Publicado originalmente en Mot, So, Razo, Centre d’Estudis trobadorescos-Institut de Llengua i Cultura Catalanes, pág. 91-92

Daniel Genís

Daniel Genís

Doctor en literatura. Profesor de lengua en secundaria. Culturalmente disperso. Es el fundador y conservador de esta web. También en @CiFiCAT

dgenis has 206 posts and counting.See all posts by dgenis

3 thoughts on “EL TIEMPO DEL APOCALIPSIS (2004) – Gian Luca Potestà

  • 6 septiembre, 2016 at 8:45 pm
    Permalink

    Una reseña tan bien escrita que dan ganas de comprarlo y leerlo, pero como te comente no es mi temática. Por cierto no sabía que era el milenarismo hasta que vi en su día esa aparición estelar de Fernando Arrabal en un programa debate de TV.

    Reply
    • El Biblionauta
      7 septiembre, 2016 at 12:48 am
      Permalink

      Pues sí, milenarismo viene de “mil” el número de años que deben pasar según la Bíblia para que la Bestia sea liberada tras su Caída. El milenarismo medieval se devana los sesos para discernir cuando se cumplirá esa fecha, por lo tanto, a partir de qué momento se debe empezar a contar. Especulación filosófica escolástica y demás lindeces, vaya. Hay libros y temáticas para todos los gustos, por suerte 😉 Gracias por comentar

      Reply
  • Daniel Genís
    7 septiembre, 2016 at 1:08 am
    Permalink

    ¡Por Dios, Arrabal! Menudo show montó ese 1989 en TVE. Un auiténtico Apocalipsis, sí señor 😉 Aquí dejo el enlace por si alguien se quiere reír un rato, aunque lo del milenarismo no lo deja muy claro: https://youtu.be/bqxIu9OS2xI

    Reply

Deja un comentario