FRANCAMENTE, FRANK (2014) – Richard Ford

Autor: Richard Ford
Título: Francamente Frank (Let Me Be Frank With You)
Editorial: Anagrama
Año: 2015 (2014)
ISBN: 978-84-339-7938-4
Valoración: ★★★★

 

La literatura norteamericana es un auténtico océano de autores y tendencias del cual, de vez en cuando, llegan a nuestras costas autores que han sabido construir un discurso estético coherente y de gran calidad. Entre estos, sin duda, hay Richard Ford, de quien ya se reseñó Canadá y que fue una gran lectura para quien escribe, y que quizás no ha recibido la atención que merece ni por parte del público ni por la crítica de aquí. Ahora retorna con Francamente, Frank un libro construido por cuatro relatos protagonizados por uno de sus personajes más carismáticos, Frank Bascombe, que ya había protagonizado El periodista deportivo, El día de la Independencia y Acción de gracias.

El punto de partida de los cuatro relatos es el paso del huracán Sandy en octubre de 2012 por la costa este de Estados Unidos, cuyas consecuencias fueron desastrosas en algunas zonas. Ford, a través de su personaje, intenta interpretar el mundo que ha quedado después del huracán, un mundo que evidentemente no es diferente del anterior al desastre, ahora bien, es este hecho el que le permite hacer un análisis de las contradicciones de la sociedad americana desde el punto de vista acomodado de Bascombe, que no ha perdido nada en la tormenta, y nos ofrece una visión parcial, irónica, sarcástica e íntimamente cercana a este mundo. Un testigo de primera mano, poco después de la segunda victoria electoral de Barak Obama, blanco de las críticas.

Por estos conspiradores, la jodida tormenta es y seguirá siendo la responsable de todo lo que necesiten justificar.

Comienza con “Estoy aquí” (I’m here), que le sirve a la vez de prólogo al conjunto, ya que describe los instantes de después del desastre meteorológico a través de la visita que hace a su antigua casa, situada en primera línea de la costa de Nueva Jersey. En este primer relato destaca una cotidianidad que no se describe, pero que se percibe, que se siente, tal y como ocurría en Canadá. La visita no es gratuita, la casa la vendió por una cantidad considerable a un empresario del pescado, que ahora le reclama consejo y ayuda por si tiene que vender o no la casa a unas empresas de buitres que compran los restos a unos precios irrisorios. Durante el viaje, Bascombe observa la catástrofe y reflexiona sobre su pasado, en cómo la naturaleza es capaz de destrozar lo que antes conocía, en cómo se ha desvanecido el recuerdo, cabe decir que el traslado a otra residencia también ha ayudado. Un relato muy interesante sobre la permanencia y los lazos afectivos.

A “Todo podría ser peor” (Everything could be worse) Bascombe recibe la visita de una antigua dueña de la casa donde vive actualmente, la señora Pines. La deja entrar, se pasea por toda la casa y poco a poco van estableciendo una complicidad que les lleva a hablar del acceso de los negros a la clase media y de los problemas que ello conllevó, ella vivió esta situación en ese barrio en unos momentos que era un barrio de blancos y no encajaban del todo. Además, su familia era algo extraña.

Hay personas que son mejores como ideas que como seres humanos, señor Bascombe. Mi padre era de este tipo de hombres.

La conversación se desarrolla de manera agradable, con una nevada fuera, hasta que ella le cuenta un secreto sobre su vida en aquella casa y que la marcó para siempre, mucho más que haber crecido en un barrio de blancos.

El tercero de los relatos, “La nueva normalidad” (The new normal), es quizás el más sarcástico de todos. La acción transcurre en la residencia de lujo donde vive su exmujer, que curiosamente se encuentra a poca distancia de donde ahora vive él. Esta situación no le gustó nada al principio, pero se ha acostumbrado y ahora lo vive con la normalidad que se puede tener cuando sabe que ella tiene Parkinson y que en el microcosmos que es la residencia ha podido rehacer su vida. Bascombe recuerda el divorcio, el segundo marido de ella, muerto prematuramente y de quien sólo tiene buenas palabras. Mientras pasa revista a las situaciones con mucha ironía, desde una óptica punzante y mordaz, que contrasta con el hecho de que sea la víspera de Navidad y ha ido a llevarle un regalo a ella, en una relación que se puede resumir de este modo:

Aquí yo encajo perfectamente en una construcción teórica: tiene Parkinson porque no la amé nunca. Ella no me lo ha dicho, pero sé que lo ha pensado, y cada vez que la veo espero que lo diga.

Y todo termina con “La muerte de los otros” (Deaths of others), que muestra el egoísmo que ha traído la jubilación a Bascombe, que le permite observar todo su alrededor con una posición de tranquilidad. El caso es que recibe la llamada de un antiguo medio-amigo, Eddie “Olive” Medley, que necesita verlo ya que está a punto de morirse. Todo comienza mal porque a la entrada de la casa de Medley se encuentra otro conocido, Fike Birdsong, un predicador muy conservador e ignorante que intenta aparentar que él es más amigo de Medley que Frank. Por si fuera poco, la conversación con Eddie no es mejor, hasta el punto de que piensa que lo que le tenía que decir podía haber muerto con él.

Es un acierto por parte de Ford rescatar a su personaje más célebre y volverle a dar voz en este momento vital, poco después de la jubilación, cuando Bascombe se muestra con todo su potencial y es capaz de analizar la realidad que le rodea de manera directa y sarcástica, con las palabras justas y sin ornamentación innecesaria. Con unas reflexiones que llenan de sentido unas situaciones simples, íntimas, aunque Sandy es el catalizador. Sin embargo, no nos hagamos ilusiones, si nosotros lo hemos observado atentos, él no quiere nada de nosotros y es capaz de soltar:

En este momento de mi vida (sesenta y ocho), intento prescindir de tantos amigos como puedo, y estoy francamente sorprendido de que no lo haga más gente: es una manera simple y práctica de conseguir la merecida lucidez del final de la partida.

Enric Bassegoda

Enric Bassegoda

Doctor en Filología. Profesor de lengua catalana en secundaria. Ha publicado varios relatos y ha ganado el Premi Ictineu 2016 a mejor cuento fantástico en catalán.

ebassegoda has 28 posts and counting.See all posts by ebassegoda

Deja un comentario