Artículo: Cyberpunk Manga y la duda existencial

¿Cuándo dejé mi humanidad atrás? ¿Qué tanto por ciento de carne y metal se precisa para dejar de ser humano: 20%, 60%, 80%? ¿Dónde reside mi alma, en mi cerebro orgánico o en sus nano-procesadores implantados? Los humanos sin modificaciones me odian por querer ser una máquina. Las IA que surcan la galaxia me desprecian por aferrarme a la carne. ¿No lo entendéis? Soy mejor que vosotros, soy un Ciber-organismo. Y os odio a todos.
Cuentos encerrados en el cajón. De Carlos Acedo.

Bienvenidos al inquietante mundo del Cyberpunk, un género de la ciencia ficción que recoge todo lo que puede salir mal en el futuro en forma de distopías.

Sería absurdo intentar catalogar el Cyberpunk manga por años o por autores. Comenzando porque es un género que se escindió de la literatura de ciencia ficción allá por los años 80. Seguramente podríamos dar la paternidad del invento a William Gibson y su novela Neuromante (si no la habéis leído, estáis huérfanos de madre para entender el Cyberpunk Manga; os la recomiendo, no hay mejor puerta estelar para entrar al universo Cyberpunk). Es cierto que el Manga y el Anime japonés han dado una vuelta de tuerca al género, en sus argumentos han sabido explotar estas sociedades futuras de características negativas causantes de la alienación humana, hasta alcanzar cotas sublimes de excelencia tanto de argumento como de belleza visual.

Por esto, en vez de resumiros un listado estilo Wikipedia, os daré mis referentes y mis sensaciones cuando los leí o visualicé. Seguro que vosotros tendréis vuestros propios referentes y preferencias, pero ya veréis como coincidimos en la mayoría.

Las guerras nucleares ya no interesan a nadie, siempre ha habido alguna en algún sitio en el pasado, lo que importa es lo que ha quedado tras esa guerra, gente que ya no es gente, son máquinas, son telépatas, son monstruos, son dioses. Sus costumbres son extrañas y sus motivos siempre oscuros.

 

Mi referente: Akira

En cómic: Katsuhiro Otomo. Editorial Kōdansha. Entre los años 1982 y 1990.

En anime: Dirección Katsuhiro Otomo y Izō Hashimoto. Estudio Tokyo Movie Shinsha. Año 1988.

neni9ieuqztcau6vrhle
Fotograma del film Akira (Katsuhiro Otomo, 1988)

Los Ciborgs tienen una irresoluble duda existencial. La mayoría de estos argumentos se basan en un problema filosófico planteado por Descartes, debatido hasta la saciedad durante siglos.

Mi alma humana es diferente a la de los animales, entonces, si me transformo en máquina, ¿pierdo mi alma, o la maquina se vuelve humana?

 

Mi referente: Lain

En anime: Dirección Ryūtarō Nakamura. Estudio Triangle Staff. Año 1998.

Aunque los ciber-organismos en el manga suelen aparecer más asiduamente como simbiones humano-máquina (Mecha), de la que se pueden separar cuando es necesario, la dependencia psicológica de estar en permanente contacto con la máquina es tal que surge el mismo dilema que con el clásico Cyborg: no se distingue la línea donde empieza el hombre y termina la máquina.

 

Mi referente: Applesed

En cómic: Masamune Shirow. Editorial Kodansha. Entre los años 1985 y 1989

El OVA. Dirección Kazuyoshi Katayama. Estudio Bandai Visual. Año 1988.

 

Ghost in the Shell

En cómic: Masamune Shirow. Editorial Kōdansha. Entre los años 1989 y 1991.

En anime: Dirección Kenji Kamiyama. Estudio Production I.G. Año 2002.

El OVA: Mamoru Oshii. Estudio Production I.G. Año 1995.

wmbplwdbpq4uf7gyvmq2
Fotograma del film Ghost in the Shell (Mamoru Oshii, 1995)

Tanto el manga como el anime Cyberpunk tienen una base transversal que se puede aplicar a casi todo lo que se ha publicado: poco apego por la vida. Este tipo de animación suele estar dirigida a un público adulto por ser muy violento, rozando el gore en algunos momentos.

 

Mi referente: Evangelion

En cómic: Yoshiyuki Sadamoto y Hideaki Anno. Editorial Kadokawa Shoten. Entre los años 1995 y 2013.

En anime: Dirección Hideaki Anno. Estudio Gainax. Años 1995 y 1996.

El OVA: Dirección Hideaki Anno y Kazuya Tsurumaki. Estudio Gainax.

El anime Cyberpunk crea fans incondicionales de este género porque como en la mayoría de la animación japonesa es un formato ideal para contar historias que de otro modo quedarían extrañas o incompresibles.

 

Mi referente: Alita, ángel de combate

En cómic: Dirección Yukito Kishiro. Editorial Shūeisha. Año 1990.

El Cyberpunk se escindió en la década de los 80’s en un subgénero llamado Steampunk, este se desenvuelve en una ambientación donde se mezcla la ciencia ficción y la fantasía con un estilo retro futurista ambientado en la época victoriana.

Como muestra de ello tenemos la preciosa obra de Hayao Miyazaki basada en la novela de Diana Wynne Jones:


El castillo ambulante

El OVA: Dirección Hayao Miyazaki. Estudio Studio Ghibli. Año 2004.

2004-Hauru-no-ugoku-shiro-El-castillo-ambulante-foto-06
Fotograma de El castillo ambulante (Hayao Miyazaki, 2004)

Puede que haya quedado algo en el tintero (¡yo tampoco lo he leído todo!), pero puedo aseguraros que estos títulos son para mí la esencia del Cyberpunk Manga.

Carlos Acedo

Carlos Acedo

Aficionado a la programación informática. Culturalmente disperso. Le apasionan los géneros fantásticos. Él es también @Tendenciaweb y Girona Fictícia.

cacedo has 16 posts and counting.See all posts by cacedo

Deja un comentario