LO QUE NO TE MATA TE HACE MÁS FUERTE (2015) – David Lagercrantz

Autor: David Lagercrantz
Título: Lo que no te mata te hace más fuerte (Det som inte dödar oss)
Editorial: Destino
Año: 2015
Páginas: 655
ISBN: 978-84-233-4978-4
Valoración: ★★★★

 

En 2005 aparecía en sueco el primer volumen de la serie Millennium, Los hombres que no amaban a las mujeres, escrita por el periodista Stieg Larsson, que había muerto un año antes, y que continuaría con los dos volúmenes, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y La reina en el palacio de las corrientes de aire, en años sucesivos hasta 2007. En castellano la publicación se hizo entre 2008 y 2009, y, como en el resto del mundo literario, la recepción fue muy positiva con una aclamación de la crítica y sobretodo del público. La serie original de novelas combinaba lo mejor del género negro, con una visión nada idealizada de las sociedades nórdicas, así como unas tramas muy originales y complejas, combinadas con largos pasajes de descripción que podían desconcertar al lector. Del mismo modo que las novelas causaron gran impresión, también lo hicieron las circunstancias de composición, parece que en pocos meses las tres o incluso se ha dicho en paralelo, así como el hecho de que al morir, Larsson no dejó en herencia los derechos de autor a su mujer, con la que no estaba casado legalmente, sino que fueron a parar a su padre y hermano.

Y aquí es donde comienza la historia de Millennium 4, con unos jugosos derechos de autor que se podían incrementar con una nueva novela de la saga si sabían encontrar un autor con solvencia para continuarla. Así, de la mano de David Lagercrantz, periodista y escritor como el mismo Larsson, autor de unos títulos de gran éxito en Suecia, los herederos de Larsson encontraron el candidato idóneo para continuar la saga. Cabe decir que esta continuación se ha encontrado con el rechazo frontal de la viuda de Larsson.

Después de la lectura, se puede afirmar que Lagercrantz ha hecho un gran trabajo, ha sabido crear una gran novela negra, que combina los elementos propios del género, así como multiplicar las tramas al estilo de Larsson y abrir un abanico narrativo que rápidamente te transporta a lo mejor de la serie original, y lo que no ha hecho ha sido aquellas largas descripciones tangenciales. Además, las tramas se basan en conocimientos propios que aporta Lagercrantz, como es la informática y las matemáticas, no hay que olvidar que es autor de una novela sobre la figura de Alan Turing.

La novela comienza con dos acciones paralelas, un ciberataque en la sede de la NSA y la llegada a Estocolmo del profesor Frans Balder para recoger a su hijo autista, de quien hasta entonces se había desentendido, de manos de su exmujer y del actual compañero de ésta. Balder es experto en inteligencia artificial y ha tenido graves desavenencias con la empresa americana donde trabajaba. En las pocas horas que pasa en Estocolmo antes de que lo asesinen por un lado descubre como su hijo no sólo es autista, sino que es un savant, con un don extraordinario para dibujar escenas de la realidad que ha vivido con una precisión matemática, y, por otro, se pone en contacto con Mikael Blomkvist para explicarle un montón de informaciones sensibles. El capítulo 10, que es donde hay la muerte de Balder, es uno de los mejores de toda la novela, con diferentes puntos de vista, desde el asesino, el propio Balder, los policías que le han enviado para protegerse y Blomkvist que llega en plena noche de insomnio.

A partir de aquí es cuando se abre completamente el abanico narrativo, con la aparición de Lisbeth Salander, que junto con Erika Berger, se encargarán de la protección del pequeño August Balder, tras una escena de impacto. No sólo le protegerá, sino que también lo intentará comprender, mientras descubre elementos de su pasado que son de lo más execrables. En paralelo, Mikael se encarga de construir los motivos que han llevado al asesinato de Balder y todo apunta a Camilla, la hermana gemela de Lisbeth, heredera del imperio del crimen de su padre. En esta investigación, Mike descubrirá el pasado de las dos chicas, el de Lisbeth que ya se había descrito en las novelas anteriores y aquí se amplía, y al que se aplica y se explica en este momento la frase del título extraída de las obras de Nietzsche. Y, sobre todo, de Camilla en una familia adoptiva, los Dahlgren, con un relato que pone los pelos de punta y se puede ver cómo actúa para lograr sus fines sin remordimientos.

De esta manera se construye todo el relato, donde también hay mezclada una trama de espionaje industrial que salpica los servicios secretos tanto suecos como americanos. Blomkvist recibe esta información de un responsable de la NSA, Ed Neddard conocido como Ed the Ned, que persigue el grupo de hackers que han entrado en su sistema al principio de la novela, en especial a Lisbeth Saldander. Y lo más curioso de todo, es que parece que la trama principal se resuelve sobre las tres cuartas partes de la novela, pero todavía hay un hilo que no se ha cerrado, en concreto la historia del Andrei Zander, un joven becario, de origen bosnio, que trabaja en la redacción de Millennium, fascinado por el trabajo gracias a Mike y que no ha tenido suerte con las chicas. Su secuestro y cómo se resuelve mantiene la expectación en el tramo final, así como la resolución de la trama del espionaje. Además, hay que sumar los problemas endémicos de financiación de la revista Millennium, que encontrarán salida con el espectacular reportaje que se publica sobre la muerte de Balder y la salida de un grupo noruego del accionariado, y que parecía que al inicio de la novela tendría más repercusión en la trama. Bien, como se puede ver, cuesta mucho resumir el entramado de líneas argumentales si no se quiere evitar explicar más de la cuenta y, a la vez, hay que estar muy atento a la nómina de personajes para poder entender el conjunto y no perder el hilo. Y un último dato, estad atentos a la relación de Mike y Lisbeth y las veces que coinciden en el transcurso de la novela.

El resultado final de Lagercrantz es una muy buena novela, con ritmo, con muchas posibilidades y con ganas de continuarla leyendo. Ahora bien, no hay que olvidar que parte de una materia prima ya elaborada con genialidad por Larsson y él solo ha tenido que crear una nueva trama para unos personajes que ya estaban definidos, y aquí es donde quizá se echa en falta el alma que sabía impregnar el autor original, mientras que Lagercrantz no llega a ese punto sublime, aunque tiene muchos méritos, y desde un punto de vista personal, el capítulo 10 es realmente bueno. Con todo, la lectura te deja la sensación final de que hay una diferencia entre el artista y el artesano, entre el original y las copias.

Enric Bassegoda

Enric Bassegoda

Doctor en Filología. Profesor de lengua catalana en secundaria. Ha publicado varios relatos y ha ganado el Premi Ictineu 2016 a mejor cuento fantástico en catalán.

ebassegoda has 30 posts and counting.See all posts by ebassegoda

Deja un comentario