SEGUNDA FUNDACIÓN (1953) – Isaac Asimov

Autor: Isaac Asimov
Título: Segunda Fundación (Second Foundation)
Editorial: DeBolsillo
Año: 2010 (1953)
Páginas: 320
ISBN: 978-84-9759-676-3
Valoración: ★★★★★
 

Los libros de La Fundación son la gran saga espacial de Isaac Asimov, una especie de extraordinaria “historia del futuro”, como él mismo la llamaba. Compuesta en su totalidad por 15 libros escritos a lo largo de prácticamente toda su vida, se ha articulado tradicionalmente en tres series, o ciclos, ordenados cronológicamente: La serie de los robots (o ciclo de la Tierra); la trilogía del Imperio Galáctico, y el Ciclo de la Fundación (o ciclo de Trantor). Segunda Fundación es la tercera novela del denominado Ciclo de Trantor, o Trilogía original de la Fundación, y está precedida por Fundación (1951) y Fundación e Imperio (1952). Con posterioridad, cuando la saga ya era considerada una de las obras más relevantes de la historia de la ciencia ficción, Asimov decidió agrandar el ciclo con dos precuelas (Preludio a la Fundación (1988) y Hacia la Fundación (1993)) y dos secuelas (Los límites de la Fundación (1982) y Fundación y Tierra (1983)), que dotaron su “galaxia” de una mayor unidad, aunque estas últimas obras no alcanzan la grandeza de las originales.

Segunda Fundación se estructura en dos partes. En la primera, más corta, “El Mulo inicia la búsqueda”, dividida en seis capítulos y cinco interludios, el protagonismo recae en la figura del Mulo, que ya habíamos conocido en Fundación e Imperio. En el sistema matemático planeado por Hari Seldon, se tenían en cuenta sólo los grandes cambios sociales, no los hechos individuales. Por eso la presencia impensable de un mutante capaz de leer la mente de las personas y manipular sus emociones puso contra las cuerdas los principios del Plan. Fue un inconveniente importante y de consecuencias imprevisibles.

El Mulo no es físicamente ningún ser aterrador, todo lo contrario. Es un ser grotesco y ridículo, y sus ansias de poder y destrucción tienen un origen muy simple: el resentimiento. El Mulo desea vengarse por todas las humillaciones que le han causado los seres humanos debido a su diferencia y, por ello, proyecta la destrucción de las Fundaciones y erigirse en el soberano galáctico indiscutible.

Se vengaría de todos. De una humanidad a la que no pertenecía. De una Galaxia en la que no encajaba.

En el desenlace de Fundación e Imperio, el Mulo estuvo a punto de conseguir la localización de la Segunda Fundación gracias al control mental sobre Ebling Mis, un miembro de la primera Fundación que había descubierto su emplazamiento, pero una oportuna (y drástica) intervención de Bayta Darell lo desbarata. Él que puede manipular las emociones para que la gente le quiera, en el fondo lo que desea es una emoción sincera, y cuando creía que la había encontrado en Bayta Darrell, esta lo traiciona.

La primera parte de Segunda Fundación conecta directamente con estos acontecimientos. El Mulo aparece herido, no físicamente, sino emocionalmente. Su soledad es la soledad del César, la soledad de quien lo tiene todo y no tiene nada. Impecables las descripciones emocionales, psicológicas, del maestro Asimov. Como siempre. En su obsesión por encontrar la segunda Fundación, el Mulo envía dos hombres a los confines de la galaxia. Son dos hombres muy diferentes: uno está controlado por su mente y el otro no; uno cree en la existencia de la segunda Fundación y el otro no. De hecho, el motor de esta última novela radica sobre todo en el tema del control mental. Si resulta que los miembros de la primera Fundación habían alcanzado un notable desarrollo intelectual, descubriremos que los de la segunda poseen unas capacidades mentales comparables a las del Mulo. Se inicia así un juego del gato y el ratón realmente desconcertante, donde se superponen los sentimientos, los recuerdos y las ideas alterados, de tal forma que el lector termina tan perdido como los propios protagonistas.

¿Cuándo puede saber un hombre que no es un títere? ¿Cómo puede saber un hombre que no es un títere?

La segunda parte de la novela, titulada “La búsqueda de la fundación”, de quince capítulos, deja atrás el personaje del Mulo y se sitúa en un futuro inmediato. La falta de un líder fuerte como el Mulo ha propiciado la aparición de titiriteros de la segunda Fundación donde menos se espera, que intentarán corregir los desajustes que su presencia pueda haber provocado en el Plan. A lo largo de este extenso acto final, el autor nos confundirá magistralmente sobre la existencia o no de esta mítica segunda Fundación. Como las famosas muñecas rusas, unas dentro de las otras, las teorías se irán planteando y descartando a una velocidad vertiginosa.

Tendrá un relieve destacado un personaje nuevo, Arcadia (Arkady) Darell, la nieta de Bayta Darell. Sus capacidades mentales, a pesar de su corta edad, resultan sorprendentes y no pasan desapercibidas a nadie. Enseguida queda claro que tendrá un papel destacado en la resolución de todo ello, pero ¿cuál? Asimov nos muestra hábilmente sólo partes del Plan, de tal manera que nos podemos imaginar posibles hipótesis, desenlaces. Como en las novelas policíacas, no dejan de ser pistas falsas, callejones sin salida que el autor sitúa hábilmente para desconcertarnos. Lo consigue. Y al final, como en la apoteosis de una gran sinfonía que ha durado cientos de años, asistimos a la resolución del Plan.

La trilogía de la Fundación recibió en 1966 el Premio Hugo a la mejor serie de ciencia ficción de la historia. Ya se sabe que los premios no hacen mejores a las novelas, pero las novelas sí hacen mejores a los premios. Otorgar esta distinción a La Fundación fue un acto de justicia y un acierto incuestionable. Asimov construyó, con esta profecía matemática, una de las historias más extraordinarias que se han escrito nunca. Un monumento a la literatura en general y al género de la ciencia ficción en particular.

El final no decepciona. Lo que decepciona es que se acabe.

Relatos contenidos en este volumen:
El Mulo inicia la búsqueda ★★★★★
La búsqueda de la fundación ★★★★★

Ciclo de La Fundación:
Preludio a la Fundación
Hacia la Fundación
Fundación ★★★★★
Fundación e Imperio ★★★★★
Segunda Fundación ★★★★★
Los límites de la Fundación
Fundación y Tierra
Daniel Genís

Daniel Genís

Doctor en literatura. Profesor de lengua en secundaria. Culturalmente disperso. Es el fundador y conservador de esta web. También en @CiFiCAT

dgenis has 206 posts and counting.See all posts by dgenis

Deja un comentario