ESTUDIO EN ESCARLATA (1887) – Arthur Conan Doyle

Autor: Arthur Conan Doyle
Título: Estudio en escarlata (A Study in Scarlet)
Editorial: Cátedra
Año: 2003 (1887)
Páginas: 100 [dentro Todo Sherlok Holmes, p. 53 a 153]
ISBN: 978-84-376-2991-9
Valoración: ★★★

 

Arthur Conan Doyle nació en Edimburgo, Escocia, el año 1859. Cursó estudios de medicina, obedeciendo la voluntad paterna y, después de practicar su profesión en lugares tan insólitos como un barco ballenero por el Ártico o un buque mercante en África, se instaló finalmente en Plymouth, donde se casó con Louise Hawkins. Las dificultades económicas fueron muchas, y la falta de pacientes daba al joven dr. Doyle el tiempo que necesitaba para ejercitarse en su labor literaria. Empezó escribiendo novelas históricas, de aventuras, poemas… que enviaba a revistas y editoriales a diestro y siniestro. De vez en cuando le publicaban algo. Más de vez en cuando todavía, le pagaban alguna otra…

De esta manera fue como se decidió, un día de marzo de 1886, a escribir una novela más ambiciosa que las otras, titulada Estudio en escarlata, una historia de detectives. Vista con la perspectiva que nos ofrece la carrera literaria que haría después, aquella primera historieta era simple y bastante torpe. Estaba construida encima de episodios de la propia biografía de Doyle, condimentados eficazmente con elementos ficticios y otros extraídos de otros autores. El resultado, bastante arregladito, fue la primera aventura del célebre Sherlock Holmes.

Primero, sin embargo, sabemos que ni Sherlock ni Watson se llamaban así: el detective tenía que decirse Sherrinford, y el médico Ormond Sacker. Además, Doyle había pensado instalarlos en el 221B de Upper Baker Street. Para la figura de Holmes, parece que Doyle había tenido in mente a un admirado profesor de medicina que había conocido durante sus años de estudiante, Joseph Bell, conocido por su capacidad de análisis y deducción. Según explicaban sus alumnos, el dr. Bell era capaz de determinar a primera vista, sólo observando la ropa, las manchas … de los pacientes su enfermedad, e incluso datos relativos a su procedencia, familia o gustos.

En Estudio en escarlata, asistimos a momentos entrañables en la gestación del mito, como aquel en el que Sherlock y su ayudante Watson -que viene de ejercer de médico en Afganistán- se conocen, dando lugar a una de las parejas literarias más famosas de la historia -con perdón de don Quijote y Sancho. Aquí ya descubrimos alguna de las aficiones de Holmes: el violín, fumar en pipa y su manía de aplicar la lógica deductiva al campo del estudio criminal.

Watson, que en aquellos momentos ya había publicado alguna historieta corta en algunas revistas -inevitable no ver detrás al propio Doyle- se convierte en el cronista de las aventuras de su peculiar compañero de piso, en las que, a veces, él mismo se ve más involucrado de lo que hubiera deseado en un principio. Watson, con su santa inocencia/ignorancia, se identifica con el propio lector, superado y sorprendido por la perspicacia de Sherlock. Holmes es frío y de inteligencia sobrehumana. Watson, en cambio, se acerca más al lector normal y corriente.

Holmes nunca dijo la célebre frase “elemental, querido Watson”, pero de haberla dicho, seguro que el lector se habría ruborizado igual que el pobre doctor Watson al comprobar cómo de lejos estaba su inteligencia de la de Holmes, y cómo de necesarias eran las explicaciones del genio de la lógica para que podamos entender qué había ocurrido durante el desenlace de la aventura.

En la narrativa de género es necesario un narrador, testigo de la confusiones, llámese Watson, Petrie o Axel, que crea que lo que sucede es real tan sólo porque su voz narra en tercera persona, aunque a veces tiemble al sospechar que habla de sí mismo cuando habla de aquel a quien sigue”,

Son palabras de Álvaro Muñoz Robledano. Es lo que Doyle llamaba “el reino maravilloso de la ficción novelesca”. Elemental, querido lector. Elemental.


Publicado originalmente en la revista Mira’m en diciembre de 2007 en la sección Els arxius Conan Doyle.
Daniel Genís

Daniel Genís

Doctor en literatura. Profesor de lengua en secundaria. Culturalmente disperso. Es el fundador y conservador de esta web. También en @CiFiCAT

dgenis has 206 posts and counting.See all posts by dgenis

Deja un comentario